2008
11.26

Como expliqué en una entrada anterior, llevo ya como tres semanas ocupado con el mantenimiento del foro y ahora con la wiki (que intenta dar una visión de conjunto a lo que la gente siempre pregunta en el foro). Por eso no he podido hasta ahora elaborar esta entrada.

Bolonia for Dummies fue el primer blog (del que tuve constancia) que hablaba del Plan de Convergencia de Estudios de Europa conocido como “Tratado de Bolonia”. Estaba un poco inquieto por lo que había leído en Internet el pasado 5 de Noviembre.

“Casualmente”, el blog de Bolonia for Dummies fue creado el día 6 (al día siguiente de la noticia en Barrapunto) con el propósito de “arrojar luz sobre el asunto”. Yo no creo en las casualidades, ni pienso que se pueda llamar “Blog” a una página un único texto que va cambiando con el tiempo, y desde luego sospecho de las fuentes anónimas.

Pero esta vez cometí el error que creo que cometimos todos: lo dejé pasar. Hubo varios motivos. Uno era que me había venido por email de distintos compañeros de trabajo, y siempre solemos fiarnos de lo que nos cuentan las caras conocidas (eso si fue márketing viral de éxito, enhorabuena); el otro era que, sencillamente, daba noticias tranquilizadoras. Y como quien se toma una pastilla azul de Matrix, fin de la historia y efectivamente creí lo que quise creer.

Afortunadamente, un compañero que trabaja en el I.A.C. me pasó otro blog, el del profesor Enrique Barreiro, Profesor Titular de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Vigo, en concreto el enlace sobre lo que estaba pasando. Leer eso para mí fue como un cachete. Me hizo reaccionar. Los efectos de la pastilla azul se desvanecieron y Bolonia for Dummies, desde luego, daba una visión bastante parcial del tema, ocultando ciertos detalles o suavizándolos.

A veces (como sucede con este blog), los textos y las fuentes pueden ser totalmente veraces. La gente no suele comprobar los enlaces por pereza (es muy pesado leer un texto legal, pero créeme, en las últimas 3 semanas he aprendido a hacerlo con bastante celeridad). Entonces, cuando pasa esto, se suelen tomar por ciertas las interpretaciones que el autor hace de ese texto. Al estar mezcladas con textos veraces se hace difícil distinguir verdad de interpretación (matices del autor), o directamente de falacias. A esta técnica se le llama “desinformación“.

La desinformación practicada en este blog es de tipo tranquilizador (no pasa nada, tranquilos). Existe otro tipo de desinformación en internet que es de tipo alarmista, llamada vulgarmente por el anglicismo F.U.D. que son las siglas en inglés de “Miedo, Incertidumbre y Duda”. Básicamente, en este caso, el miedo bloquea al pensamiento crítico, mientras que el del primer tipo lo adormece.

Para que te hagas una idea de la cronología de los sucesos, el día 5 leí en Barrapunto la noticia de sobre el proceso de Bolonia, el día 6 apareció Bolonia for Dummies, el día 7 leí la entrada de Enrique Barreiro y el 9 ya estaba el foro montado como ya comenté anteriormente.

No quiero que esta entrada en el blog se convierta también en un a verborrea interminable (como la anterior) así que iré directo al grano con el tema de este blog: Haz click aquí para leer el Análisis sobre Bolonia for Dummies.

Share

Comentarios cerrados